SMR, TERAPIA DE LIBERACION MIOFASCIAL

Las siglas SMR se refieren a “self myofascial release”, que traducido significa terapia de liberación miofascial. Para entendernos mejor y desgranando el concepto, es una técnica relativamente moderna que utiliza el Foam Roller para aliviar tensiones y adherencias a nivel muscular y de la fascia que las rodea.

¿Qué es el Foam Roller?

Es una especie de rodillo de goma-espuma rígida que permite ejecutar la técnica conocida como auto-liberación miofascial. Se utiliza mediante acciones de auto-masaje usando nuestro propio peso como autocarga, deslizándolo sobre la musculatura que pretendamos liberar. Los estudios y la práctica con Foam Roller comenzaron hace ya algún tiempo, sobretodo en entrenamientos funcionales, deportivos y de alto rendimiento.

¿Qué es la fascia?

Es un tejido conectivo que funciona como estructura unificadora, protectora y correctora del cuerpo. Cada parte de los músculos, fibras, microfibrillas y fascículos están rodeados por la fascia. Su consistencia es similar a la de una esponja húmeda: adaptable, moldeable y resistente a pesar de su aparente fragilidad.

Gozar de un sistema fascial sano y equilibrado nos asegurará realizar movimientos con plena amplitud y bien coordinados, siempre buscando la eficacia funcional con el mínimo gasto energético. Investigaciones recientes demuestran que la fascia se contrae activamente, de esta manera puede participar dinámicamente en las actividades del aparato locomotor. Así pues, puede tener influencia en diversos procesos de formación y cicatrización de tejidos, aspecto muy a tener en cuenta.

Situación de la fascia en los músculos
Situación de la fascia en los músculos

¿Cómo y cuando lo utilizo?

El Foam Roller debe rodar por el músculo a liberar utilizando nuestro propio peso, mediante el apoyo de pies y manos. Es importante no utilizarlo directamente sobre las articulaciones debido a la sensibilidad de esas zonas. Regularemos la intensidad en función del peso que dejemos rodar sobre el Foam Roller, aumentando la presión para subir la intensidad. Es recomendable trabajar desde la parte proximal del músculo (la más cercana al centro del cuerpo) hacia la parte distal (la más alejada) de la inserción, pero hay distintas estrategias en función de los objetivos. Asimismo los tiempos de trabajo también variarán de forma personalizada.

Podemos utilizarlo en distintas fases de trabajo para obtener diferentes resultados:

  • Durante el calentamiento; nos ayudará a mejorar el ROM (rango de movimiento) de nuestras articulaciones. Además nos ayudará a activar la circulación de la musculatura implicada, preparándola para el posterior esfuerzo.
  • Después del entrenamiento, en la vuelta a la calma, nos ayudará a mejorar la capacidad de recuperación muscular.
  • En los días de descanso o recuperaciones activas, como terapia para aliviar los puntos de gatillo miofasciales que pueden ocasionar molestias. 
Tony Parker, jugador NBA, utilizando Foam Roller
Tony Parker, jugador NBA, utilizando Foam Roller

BENEFICIOS DE LA LIBERACION MIOFASCIAL MEDIANTE FOAM ROLLER

La utilización de esta terapia como medio complementario a nuestro entrenamiento puede aportarnos beneficios importantes que nos servirán para seguir mejorando de forma segura y saludable. Vamos a puntualizar las mejoras más significativas para estructurar sus principales beneficios:

  • Aumento notable de la flexibilidad, movilidad y rendimiento del sistema muscular.
  • Evita o reduce dolores musculares y situaciones lesivas provocadas por un entrenamiento excesivo.
  • Aumenta la circulación sanguínea y se centra en la regeneración muscular.
  • Fortalece nuestro core o cintura abdominal, ayudándonos a mejorar y equilibrar nuestra postura.
  • Enriquece nuestros músculos con sangre más rica en nutrientes, mejorando su aspecto y reduciendo la celulitis.
  • El Foam Roller es un material ligero, impermeable y fácil de transportar a cualquier lado.
  • Ayuda en la prevención de lesiones deportivas y contribuye de forma activa en nuestra condición física.
entrenamiento foam roller
Trabajo con Foam Roller sobre el cuádriceps

 

Finalmente cabe remarcar también su contraindicación en algunos casos donde la utilización del Foam Roller debería evitarse: enrojecimientos, hinchazones, dolores agudos o situaciones excluyentes como la osteoporosis, hernias discales, fibromialgias, enfermedades reumáticas, reemplazo de articulaciones, tumores, embarazos o tomas de anticoagulantes. En esos casos siempre resulta preciso consultar con su médico o especialista para que os pueda orientar en cada caso.

Tras este pequeño recorrido alrededor de la terapia de liberación miofascial y tras analizar sus propiedades y beneficios, podemos afirmar que su utilización es sinónimo de ayuda en nuestro entrenamiento. Sin duda una herramienta más para poder complementar nuestro plan de entrenamiento y seguir avanzando hacia nuestros objetivos.

¡Animaros a probar y contadnos vuestra experiencia con el Foam Roller!

 

 

Anuncios

Comenta y participa!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s